Fuertes críticas de los padres de familia y docentes ha despertado el contrato de trasporte escolar para el colegio de la ETB, firmado con la empresa Trans Arama. Las denuncias van desde desorden en los horarios hasta vehículos sin papeles en regla.


Los problemas no son nuevos, vienen desde la anterior rectoría. El presidente de la Asociación de Padres de Familia del colegio Álvaro Camargo de la Torre, Alejandro Lozano Gómez, informó un listado de denuncias de sucesos que han venido ocurriendo y, en sus palabras, “no pasa nada”.

Por ejemplo, citaban una salida pedagógica a las 6 de la mañana, hacía llegar a los niños a esa hora pero salían a las 10 de la mañana, “como si nada”. Esta situación ha mejorado, pero otras persisten.

La semana pasada, la policía encontró un bus escolar sin documentos, se lo llevaron para los patios “y no pasa nada”.

El colmo llegó después del puente festivo pasado. Apareció a recoger los niños un bus sucio, con latas de cerveza vacía y una bolsa llena de vómitos en los asientos. Para colmo, el vehículo tiene capacidad para 35 personas y son 38 niños, por ende, recorrieron en sobrecupo. “Y no pasa nada”.

“Tengo claro que la empresa les paga muy cumplidamente a los señores de Trans Arama, entonces, ¿dónde están las cláusulas de cumplimiento para que ellos verdaderamente presten un buen servicio? Los perjudicados aquí son los niños. No tiene presentación lo que está sucediendo con los colegios de la ETB en cuanto a trasportes”, indicó el molesto padre de familia.

El llamado de la comunidad al supervisor del contrato por parte de ETB, Camilo Rubiano, es que tome acciones inmediatas para garantizar la seguridad de los alumnos. El contrato fue firmado a tres años y este es el primero. Así que la preocupación sigue.

[+] Ver Galería

Pin It

También vea

Video recomendado