Los procesos de mejora continua, por sí solos, no son suficientes para construir una cultura genuina de prevención y lograr los resultados esperados en HSE-Q. Se necesita de algo más que tiene que ver con ampliar la conciencia que tenemos de nosotros mismos, de los otros y del sistema donde operamos, para estar más atentos a las posibilidades y no únicamente a los problemas. 

También vea

Video recomendado