El proyecto bandera de Peñalosa en su alcaldía, a pesar de no haberlo mencionado en su campaña electoral ha sido, desde que se posesiono, la venta de la ETB. Y a pesar de su vinculación y afecto con Transmilenio, esta venta ha sido su estandarte por un argumento terrible: Sin la venta de la ETB, no se pueden hacer las demás obras contempladas. Es decir, para Peñalosa no hay plan B en cuanto a la venta de la ETB.

No nos puede sorprender la actitud arrogante, antidemocrática y altanera con la que el alcalde Enrique Peñalosa y sus concejales  se tomaron el “cabido abierto” convocado por sintratelefonos y respaldado por más de 66.559 mil bogotanos indignados por la posible venta de la  empresa de teléfonos de Bogotá ETB.

También vea

Video recomendado